¿Agobiado por la falta de dinero?

¿Agobiado por la falta de dinero?

 

Es posible que padezcas una situación económica dfícil.

 

También es posible que a esa situación no la veas salida.

 

Que no puedas dormir por la noche pensando en las deudas, en los gastos que tienes que afrontar, en mantener a la familia…

 

A veces lo comentas con personas y estas te dicen que no te preocupes, te dan ánimos y te dicen que todo se resolverá

 

Si, pero eso a ti no te sirve, tu mente no para, no hay otro pensamiento mas que ese, tus deudas, tu falta de  ingresos suficientes para todo.

 

Los consejos de otros no sientes que te sirvan, te parece que su situación es mejor que la tuya y desde su posición no se dan cuenta de lo mal que lo estas pasando.

 

He encontrado una antigua noticia de un hombre que se suicidó por estar agobiado por la falta de dinero.

 

Lamentable suceso que nos demuestra como un pensamiento nos puede llevar a un trágico final.

 

Bueno, puedes decir que mas que un pensamiento es una realidad, pero ese hombre tenía esposa y dos hijos.

 

¿Parece entonces que al quitarse la vida no pensó en ellos?

 

Por su puesto que siento mucho que un ser humano ponga fin a su vida ante una situación desesperada. No se trata de juzgar comportamientos de nadie.

 

Pero, ¿nos damos cuenta de que a veces perdemos la dimensión real de lo que nos sucede?

 

Nos podemos dejar abrumar por un problema y que este se instale de tal manera en nuestra mente que lleguemos a hacer por desesperación cosas que nunca hubiéramos creído posible.

 

Por tanto, creo que lo mas sano es analizar cada pensamiento que tenemos. Desde la práctica de mindfulness aprendemos a eso, a observar esos pensamientos que aparecen y no dejar que nos arrastren a un terreno en el que podemos perdernos del todo.

 

Podemos ser capaces de responder en lugar de reaccionar. Ya sea contra nosotros o contra otros. Esa no es la solución.

 

Tu no eres un pensamiento. Eres el que observa ese pensamiento. Cierto que puede estar fundado en algo tan real como una ruina económica…pero ¿hasta donde dejaras que te lleve?

 

Deseamos que las cosas nos vayan bien, que nuestra familia y seres queridos estén bien.

 

Pero eso no siempre es posible y tenemos que aceptar las situaciones de la vida. Encontrar la solución más acorde con lo que tenemos sin pronosticar un negro futuro.

 

No sabemos lo que trae el futuro, solo podemos vivir en el presente. tenlo en cuenta. Y desde este presente intentar hacer algo por cambiar el futuro.

 

Lo que está claro que el simple hecho de preocuparse, desesperarse, no dormir, etc, no solucionará nada.

 

Si algo se puede hacer hazlo, desde la entrega total pero sin mas expectativas de la paciencia de quien espera ver crecer una semilla y dar fruto.

 

En este blog puedes encontrar consejos para aprender a meditar, para aprender a observar esos pensamientos que se apoderan de ti.

 

Pensamientos que incluso crees imposible, aunque lo intentas apartar de tu mente.

 

No luches contra ellos, tan solo así conseguirás darles más energía y que se hagan mas fuertes.

 

No alimentes al monstruo. Yo prefiero sentir que estoy “surfeando” sobre esos pensamientos.

 

Si te mantienes en la playa firme, inmóvil y las olas crecen, tarde o temprano una ola te tumbará.

 

Y ta va a doler más, te lo aseguro. No te resistas, no es la estrategia.

 

La práctica de la atención plena o Mindfulness te recomienda hacer otra cosa, una forma diferente de hacer las cosas, tal vez muy diferente de cómo te enseñaron.

 

El zen nos invita a ser agua, como aquel famoso anuncio de Bruce Lee, se agua y adáptate a la jarra en la que estés.

 

La vida, igual que un río atraviesa diferentes lugares, a veces cae en cascada, otras veces discurre tranquilo por un remanso, en otras se encajona entre montañas y ser forman rápidos y remolinos…

 

Hemos de estar presentes en todo momento, no sirve de nada recordar un tiempo pasado que tal vez creamos mejor que el presente…

 

O ansiar un futuro que nos traiga una felicidad que ahora no creemos tener.

 

Lo cierto es que solo puedes ser feliz en el presente. Recuerda un momento de tu vida en el que te sentía bien, plenamente feliz.

 

Ese momento lo vivías totalmente presente, no sería recordando algo, sería viviéndolo.

 

Ahí tienes la clave, sucede en el instante presente. Nunca en el pasado, nunca en el futuro.

 

Ahora puede no gustarte lo que ves, pero puedes recordar que eso también pasará, es otra forma de tomar conciencia de lo impermanente de todo.

 

Y puedes abrir tu experiencia a un recipiente más amplio. No te quedes con un pequeño vaso que solo captura la lluvia de tu agobio o desesperación.

 

Conviertete en un recipiente mas amplio, en el que pueda entrar todo, tanto la mala experiencia como la agradable: la sonrisa de un niño, el trino de un pájaro, esa puesta de sol…

 

Vive esos momentos de forma intensa, totalmente presente, con tu mente puesta en lo que sucede ahora, lo inevitable llegará y lo que no sabemos como acabará nunca lo podremos pronosticar.

 

No dejes que tu presente se nuble por una nube pasajera. Vive la vida, es la única que tienes, y hay cosas que el dinero no puede comprar, búscalas, siempre puedes encontrar esa tabla sobre la que subirte a “surfear” esas olas de preocupación.

 

Espero que estos consejos te ayuden, para mi sería una agradable noticia saberlo.

 

Puedes dejar tus comentarios o compartirlo con otros.

 

Gracias.

 

 

 

5 thoughts on “¿Agobiado por la falta de dinero?

  1. hola luis miguel la falta de dinero es el que piensa,el pensador,el observador es lo observado.mindfulness nos eseño que los pensamientos son cosas,me digo no me falta nada entonces se revela el ser,la paz
    gracias.

    1. Hola Luis. bueno creo que tus dudas tendrán pronta respuesta ya que vi que te has suscrito al blog. Recibirás un mini curso de 5 días para verlo, ademas hay material para leer un rato fruto de publicar sobre mindfulness en los dos últimos años. También me consta que en Montevideo Uruguay, lugar en el que resides ya se conoce bastante lo que es Mindfulness.
      Gracias por entrar en esta gran familia. un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.