Cómo despertar tu potencial interior

Cómo despertar tu potencial interior.

 

“Conócete a ti mismo y conoceras al Universo y a los Dioses”, inscripción que figura en el Oráculo de Delfos, nos habla de la importancia del autoconocimiento. Esa manera de conocerse a uno mismo es lo que te puede llevar a aprender como despertar tu potencial interior, pero ¿como puedes despertar eso que llevas dentro si no lo descubres primero?

 

Para empezar la toma de conciencia es fundamental. ¿Que es la toma de conciencia? pues realmente observarte desde una distancia en la que no actúen los egos y las identificaciones que te pueden hacer creer algo que realmente no eres. De ahí la importancia de la práctica de Mindfulness o atención plena para lograrlo.

 

No se trata de que Minfulness sea la panacea que arregla todo, no, se trata de que con esas herramientas que son: la meditación y la llamada “práctica informal” logres un nivel de observación de tus propios pensamientos, emociones, sentimientos y  luces y sombras que han fraguado tu personalidad a lo largo de tu vida.

 

Salir de ese continuo ruido mental, de ese pensamiento que normalmente nos desconecta de nuestro yo interior y solo busca preocupaciones o conflictos es el modo de aceptarnos como somos, de afrontar nuestro presente, sin desviarnos en pensamientos relativos a futuro o pasado que solo traen carga emocional negativa.

 

Todos queremos ser felices, todos podemos ser felices, aunque a mi me gusta más el concepto de paz interior. La palabra felicidad se ha sobrevalorado y desvirtuado. Puedes estar enfermo y tener paz interior, sentir dolor y tener paz interior, puedes estar enterrando a un amigo y tener paz interior. ¿Entiendes la diferencia? También te puede haber tocado la lotería y tener paz interior, pues hasta en los supuestos buenos momentos las emociones desbordadas pueden hacerte perder esa paz que te hace sentir realmente bien.

 

Y en la vida cotidiana, muchas personas aunque no estén sufriendo dolor o enfermedad o tengan serios problemas, no se sienten satisfechos con la vida que llevan. Se trata tal vez de esa “angustia vital”, esos miedos a lo incierto del futuro, ese miedo a las perdidas de lo que tenemos o amamos. A eso me refiero también cuando hablo de paz interior pues se da con frecuencia en el ser humano.

 

En todos esos casos la práctica de la conciencia plena en el presente sin juicio, o lo que es lo mismo Mindfulness te demuestra que solo hay un momento, el AHORA, que sólo hay una respiración, la que estás haciendo al leer esto, así de simple, y por ello tal vez, se nos pasa desapercibido, se nos escapa el tiempo y la vida como arena entre los dedos sin ser conscientes de la experiencia que se despliega a cada instante ante nosotros.

 

Mantente atento, atenta, siente tu respiración, relaja el abdomen, observa tu cuerpo como respira, percibe las sensaciones de tu entorno, sonidos, olores, sabores, colores…detente un momento ahora….no hagas nada, deja de leer y respira ahora…un minuto tal vez…

 

¿Sigues ahí?  sabes que puedes conectar con tu ser cada vez que quieras, solo has de observar, de mantener la atención y dejar pasar ese río de pensamientos, de ruido de fondo que te impide ver la claridad del cielo azul de tu conciencia. En ese momento descubres que posees en tu interior una enorme capacidad para hacer cambios positivos. Te das cuenta de que ni necesitas la aprobación de los demás ni que dependes de ellos para ser tu mismo/a. Para ti lo que cuenta es lo que libremente eliges creer.

 

También te haces consciente de tu lugar en este mundo, en el Universo y de que tu misión no es complacer a otros ni vivir como ellos esperan que lo hagas. Recordando que estás siempre conectado con esa energía Universal, llámese Dios o como tu prefieras llamar, que te creo, de la que procedes, y que te dio también la capacidad para crearte una vida maravillosa. Siendo consciente de que con esas capacidades podrás conseguir todo lo que te propongas.

 

Porque cuando estás en esa sintonía con tu Ser interior atraes a nuevas amistades, unas amistades que te nutren pues hay intercambio de energías positivas, son personas solidarias, amables, interesantes y que te aceptan tal como eres, que son generosas y joviales.

 

¿Te parece poco potencial interior lograr sentirte así? Es posible. Es realizable, mas que un derecho, es un deber lograr ese máximo potencial interior, un deber para ti y para todos los seres que verán brillar tu luz, única, irrepetible, y esa luz se expandirá a todos esos seres ayudando a que la de ellos también brille. Es un derecho de nacimiento, ser feliz, estar en paz contigo y con el resto del Universo. Ve a por ello, no dudes de tu capacidad.

 

“Siéntate hoy y medita, observa tu respiración, se amable con tu mente cada vez que se distraiga, tratala con cariño, ella encierra ese gran tesoro pero después de una vida en desatención es normal que se resista, no luches y entrégate a la práctica sin juicio con amor y respeto. Con esa actitud pronto llegara tu recompensa, se constante y amable contigo mismo/a…respira….respira…”

 

Y suelta…

 

Gracias por compartir este articulo en tus redes sociales. Suscríbete al blog para recibir todas las publicaciones. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *