search
top

Los obstáculos para hacer mindfulness

Hoy te hablo de los obstáculos para hacer mindfulness.

 

Es posible que al principio surjan pequeñas justificaciones para no dedicar el tiempo necesario a la practica formal.

 

La practica formal o meditación diaria es la base de un programa de Mindfulness, esto es así y requiere al menos que lo realices seis días por semana. Los cambios a nivel cerebral que la practica de la atención plena produce se observan con la constancia y la practica habitual. Puedes empezar por diez minutos al día durante las primeras dos semanas y poco a poco ir incrementando el tiempo de práctica. De hecho, cada vez te adentrarás más y sentirás que el tiempo pasa y disfrutas de la observación y la atención que pones en el momento presente.

 

Ronald Siegel uno de los mayores expertos mundiales en Mindfulness nos da estos consejos:

 

Posiblemente encuentres resistencias al poco tiempo de iniciar la práctica formal de
Mindfulness. Tu mente no desea ser entrenada. Surgirán dudas, aburrimiento, irritación,
deseos de hacer otras cosas aparentemente más útiles, impostores mentales como “no
sé, no puedo, esto no es para mí…” Por favor, percibe cualquiera de estas resistencias u
otras que te surjan, y conviértelas en objeto también de observación. Cuando aparezcan
permanece con ellas desde una actitud bondadosa y compasiva contigo mismo. No te
recrimines, es un gasto de energía inútil y contraproducente. Transforma el obstáculo en
palanca, la crisis en oportunidad: simplemente obsérvalas, dales permiso para estar allí
y continúa con tu práctica.
Sigue practicando lo mejor que puedas. Reconocer y mantenerte presente con cada
resistencia te conferirá un verdadero poder y te liberará de patrones inconscientes de
reactividad en tu vida cotidiana. A medida que practiques, se reforzará tu habilidad para
hacerlo, se afinarán tus intuiciones y se intensificará tu capacidad de estar presente en
tu vida, y con ella, experimentarás cada vez mayor plenitud. Piensa que no existen las
“buenas meditaciones” o “malas meditaciones”, no juzgues el momento por el que pasas:
es perfecto, es justo el que necesitas ahora.
Ronald Siegel

 

Palabras llenas de sabiduría y del conocimiento de los estados por el que pasa cualquier persona que se inicia en la practica de Mindfulness. Tuve la suerte de poder asistir a una ponencia que dio en Zaragoza (España) Ronald Siegel a lo largo del I Congreso Internacional de Mindfulness de 2014 y debo decir que fue una nutritiva experiencia para cualquier profesional de Mindfulness.

 

 

Debes tener presente que ante todo la practica de Mindfulness es un camino experiencial. Esto quiere decir que por mucho que leas y estudies sobre el tema la verdadera transformación solo ocurre a través de la práctica directa. Es una experiencia única para cada persona y que sucederá al ritmo personal de cada practicante, no hay quien alcance un nivel antes que otros, tan solo se trata de tu compromiso con la meditación habitual la que te abrirá ese mundo de autodescubrimento que te ofrece la atención plena.

 

Como decía un antiguo sabio: “Nadie se a emborrachado con la palabra vino”…

 

Ya que los hábitos de distracción y dispersión están muy presentes en nuestra vida, y son responsables de nuestra desconexión con la vivencia del AHORA y con nuestro propia conciencia, es necesario comprometernos en la practica y hacer el esfuerzo de prestar atención deliberadamente a los eventos que se despliegan en nuestro día a día. Y el modo mas directo de llegar a ello es mantenernos en la práctica habitual de la meditación formal.

 

La meditación es de dos formas a igual proporción una habilidad y un arte: una habilidad que se adquiere practicando y un arte porque, a medida que vas avanzando en ella, tu sabiduría interna te va mostrando paisajes y  posibilidades sorprendentes.

 

 

El Mindfulness se centra en la habilidad para concentrar la atención aunque no es lo mismo que la concentración. Por eso en las primeras etapas de la practica formal hay que centrarse en entrenar la concentración en algo, ya sea la respiración, las sensaciones corporales, un objeto como puede ser una vela,etc. o en sentidos como el oido, el gusto. Ya que con estas practicas conseguimos darnos cuenta en el momento que la mente divaga de la atención al objeto elegido y así ir fortaleciendo esa atención. O en la practica informal puedes entrenar la atención como te cuento aquí.

 

 

Poco a poco a medida que avanza el entrenamiento de nuestra atención se irá ampliando el campo de acción e iremos incluyendo en la observación todo lo que aparezca en el momento presente, ya sea a nivel físico, mental o exterior. En ese momento estás realizando la verdadera Meditación Mindfulness.

 

Persevera en tu práctica, no abandones y sigue los consejos que aquí en Reducirestes de ofrecemos. La integración en tu vida de Mindfulness te aportará calma y bienestar.

 

Puedes suscribirte para recibir el minicurso de iniciación a la práctica o asistir a alguno de los talleres presenciales que realizamos en nuestra zona. Estamos preparando un curso online para que puedas realizarlo a distancia desde la comodidad de tu hogar.

 

O también tienes la posibilidad de ser atendido en consultoría online por Skype para casos mas puntuales.

 

 

Gracias por tu atención.
.

Deja un comentario

top