Querer cambiar a los demas

No puedes cambiar a los demás, solo conseguirás frustrarte.

 

Aquí tienes unos consejos para aceptar a los demás tal y como son.

 

Es fácil dejarse llevar por el impulso de querer cambiar a las personas. Puede suceder tanto con las personas mas allegadas a nosotros como con los desconocidos.

 

Seguro que alguna vez te has visto en esa situación. O bien has sido de los que han intentado cambiar a alguien o bien de los que han sentido la presión de otros para cambiar.

 

En este post me quiero centrar en los inútil que es la actitud de querer cambiar a los demás, pues ademas de ser imposible, no es sano para ti pues solo te puede acarrear malestar, frustración y estrés.

 

Hace tiempo dijo Gandhi: “Se tu el cambio que quieres ver en el mundo” y en esta breve frase se concentra un gran mensaje de enseñanza de vida.

 

Nuestro ego, en su afán por buscar conflicto, separación del resto, busca cambiar a los demás. Es cierto que cuando hablamos de la educación de los hijos, estamos ante una situación diferente. Aquí tampoco tratamos de eso.

 

Es en las relaciones interpersonales, en nuestra vida cotidiana cuando surgen los problemas de pretender que los demás actúen como a nosotros nos gustaría. Paradojicaménte, cuando nuestra actitud cambia y no pretende nada que no sea nuestra propia capacidad de cambio, las cosas parecen cambiar.

 

Hay otra frase memorable que dice: “Nada a cambiado, pero como yo he cambiado, todo a cambiado”.

 

 

Esa frase resume también la forma en que somos nosotros los que con nuestra actitud influimos en nuestro entorno. Tal y como cuento en el vídeo, intentar cambiar a la gente de forma forzada, con violencia, sólo nos devolverá más violencia y dolor.

 

Hay que soltar el ansia de control, hay que aceptar que vivimos en un mundo diverso, y que aunque ciertas actitudes de otros no nos gusten, nada podremos hacer intentando cambiarlas por la fuerza. Relájate, respira, vuelve a ti, encuentra la paz en ti, no en la actitud de los demás.

 

 

Tan solo lograras un cambio de forma proactiva. Construyendo, no destruyendo. Si por ejemplo no toleras que se haga daño a los animales, enfrentarte a quienes lo hacen solo creará más dolor y tal vez haga que esas personas, llevadas por la identificación de su ego, se sientan mas reafirmados en su actitud. Me vienen a la mente ciertas “tradiciones” en las que se inflige daño a animales para el ensalzamiento de la fiesta de alguna población, por ejemplo el llamado Toro alanceado de la Vega.

 

 

Se puede y debe intentar por los cauces legales, o mediante una protesta constructiva cambiar actitudes con las que no estás de acuerdo. Y además hacer algo por, en este ejemplo que pongo, la defensa y protección de los animales, desde tu aportación por pequeña que sea. Pero enfrentarte con violencia a esa situación no resultará efectiva pues utilizas la misma energía negativa que creo la situación.

 

Lo mismo sucede con los comportamientos sociales en nuestro entorno. Mucha gente vive con estrés, con prisas, con intolerancia, y eso puede ser desagradable. Pero intentar cambiar esas personas con las que nos cruzamos en la vida también es inútil. No solo no podemos sino que además no debemos. Nuestra actitud de nuevo es la que marca la diferencia.

 

Cuando pones la atención plena en tu vida, eres capaz de tomar distancia y observar, darte cuenta, desde la compasión que tal vez esas personas lo están pasando mal, que en sus vidas falta la paz interior y no son conscientes en muchos casos de su vida. Vivir desde la inconsciencia te hace ser un hamster más en la rueda de una vida automatizada, no consciente y no vivida con plenitud.

 

Tal vez tu actitud tolerante y sin juicio deje huella, yo lo compruebo cada día, si irradias una sonrisa amable, esa buena energía se expandirá fuera de ti. Y quien no se percate de ello, simplemente déjalo ir, tal vez alguna vez llegue a despertar, o tal vez no, pero no está en tu mano conseguir eso, tu buscas tu paz interior y en el momento que lo logres, al menos, las personas mas cercanas a ti, notarán que ya no te molestas por cualquier minucia, ni te irritas ni respondes violentamente, y eso les afectará positivamente a ellos también.

 

Un estilo de vida Minfulness desde la plena consciencia tiene todos esos beneficios. Practica la meditación cada día, aprende cómo estas técnicas lograrán ese cambio que necesitas. Al final, el ser humano lo único que busca es ser feliz y estar en paz. Ser consciente del momento que vives AHORA, que es el único en el que puedes habitar, es lo que te libera de todo ese malestar que a menudo sientes y no sabes de que forma eliminar.

 

La solución una vez más, esta dentro de ti.

 

Suscríbete para recibir el mini curso de cinco de dias de introducción a mindfulness.

 

Gracias.

 

 

5 thoughts on “Querer cambiar a los demas

  1. Hola , muy buenas tardes, amigo gracias por esa información tan valiosa, que me ha servido de verdad de mucha ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *