search
top

Valorar a los que te rodean

Para poder valorar a los que te rodean has de entrenar primero tu mirada interior.

 

Si llevas una vida consciente puedes ser capaz de percibir a esas personas que en tu vida diaria se cruzan en tu camino. Cada una de ellas pueden ser un auténtico maestro para tu despertar espiritual.

 

Para ello has de cambiar tu forma de percibirlos  y traspasando las apariencias y evitando los juicios podrá aparecer lo Real. Tu ves el personaje bajo el que se te presenta, pero cuando entrenes tu mirada interior podrás ver el ser que Es realmente.

 

En el momento que puedes superar las apariencias ilusorias y mascaras, en el instante en que agudizando esa mirada del alma puedes ver lo Real de los seres que te rodean, en ese momento estarás descubriendo también ese Ser esencial que tu eres y lo que Eres realmente.

 

Reconociendo ese aura de divinidad en quienes se cruzan en tu vida, la estás reconociendo en ti mismo.

 

Te propongo este ejercicio para esta semana. Se trata de que entrenes esa mirada interior para 

 

que puedas traspasar la aparente identidad bajo la que se te presentan los seres que comparten 

 

contigo este caminar de la vida. 

 

Lo primero que has de ver que debajo de sus disfraces hay un Ser singular libre de apariencias

 

y creer en ello.

 

Luego adentrate mas allá de esas apariencias, de las energías, de la atracción o el desprecio, 

 

y mira a esos seres como lo que Son, no como lo que parecen ser.

 

Recuerda durante tu día que cada momento de consciencia es el Ser que hay en ti. 

 

Este ejercicio realmente sirve además de para reconocer al ser interior que todos llevamos dentro, para reconocerte a ti. Libre de esas identificaciones con las que tu ego te carga. Pues habitualmente vivimos identificados nuestro pequeño yo, y ese pequeño yo, expresión del ego lo que busca es sobrevivir, y para ello se cierra a otra percepción de ti repitiendo siempre las mismas pautas de conducta y así fortalecer su sensación de existencia.

 

Ese ego superficial, con el que has vivido totalmente identificado toda tu vida, dandote una sensación de identidad fabricada a partir de tus necesidades y heridas, lo único que  hace es tiranizarte y convertirte en un ser egocentrico. Para evitar esa tiranía debes realizar un trabajo psicológico de autoconocimiento o ser orientado por alguien experto.

 

En cambio, cuando logras conectar con tu Yo profundo, lo que es tu verdadera identidad, podrás sentir que eres Uno con todo, que no hay separación ni conflicto con el mundo exterior pues formas parte del Todo universal.

 

Así puedes desdramatizar y relativizar tu experiencia, dejando a un lado esa fantasía del ego que solo trae frustración. Estarás en una posición  radicalmente diferente.

 

Así que si observas que buscando valorar a los que te rodean, lo que realmente logras es conectar con tu Yo esencial y encontrar la Paz interior.

 

Si te ha gustado comparte o deja tus comentarios.

 

Gracias.

 

 

Deja un comentario

top