search
top

Como puedo combatir el estres

 

Muchos buscamos como reducir y combatir el estrés, aquí expongo una  serie de consejos y comentarios para ayudarte a reducirlo y que no te haga sufrir tanto.

 

Lo primero es ser conscientes de que es nuestra responsabilidad el sufrir estrés. En la sociedad en la que vivimos tendemos a culpar a las circunstancias, al jefe, al trafico, al trabajo o a la falta de él  y otras muchas causas externas que verdaderamente no son las culpables de nuestro estado.

Hacerse responsable pues, es la primera acción que debemos tomar. Ser dueños de nuestro destino, algo que logramos al practicar la atención plena al  momento presente, y darnos cuenta de que lo que nos sucede podemos modificarlo desde nuestro interior.

Alguna vez habrás pensado: “estoy estresado necesito unas vacaciones” y finalmente te vas, pero al volver, el estrés y esa sensación de agobio o ansiedad vuelve a instalarse en tu vida. Luego entonces, no es la solución marcharse, el problema esta en ti y es tu misión aprender a gestionarlo haciendo algunos cambios. En el día a día también sucede, te vas al gimnasio o a correr para relajarte, te machacas con prisa, vuelves a comer algo rápido y de vuelta al trabajo finalmente ves que sigues igual y no has adelantado nada. Esto te dice que no has profundizado en ti mismo, en tus prioridades, en tus objetivos y solo has hecho un arreglo rápido, un “parche” que no es duradero.

Entonces los problemas te esperan a la vuelta, pues el estrés surge por situaciones no resueltas, por retos que tienes pendientes, por cambios de comportamiento o carácter que realmente no estas dispuesto a asumir. 

Cuando esto no se resuelve todo ello te espera para seguir angustiándote.

En el trasfondo de todo también se encuentra una necesidad de “abarcar mucho” de ser capaces con todo, compromisos laborales, hobbies, hacer muchas cosas a la vez y marcarse muchos objetivos.

Deja la multitarea

Mas bien céntrate en la “monotarea” y más en la calidad y no tanto en la cantidad. Es una actitud ansiosa debida a querer controlar demasiado las cosas, de ser perfectos. En otros casos el querer hacer muchas actividades sin parar es síntoma de que quiero estar desconectado de mi yo interno, así haciendo muchas cosas y estando muy ocupado evito escuchar mi voz interior que me dice lo que necesito, como estoy, que me hace falta realmente y qué debo cambiar en mi vida. Enfrentarse a esa realidad a veces es duro y preferimos “sumergirnos” en una serie de ocupaciones para evitar lo que sería evidente si nos parasemos a observar nuestro pensamiento. Centrándonos más en el SER y no tanto en el HACER.

Meditando podrás observar tus pesamientos y poner en orden todo ese cáos de tu mente acelerada que realmente nunca está en el momento presente.

Cuando ponemos nuestro centro en cosas externas ya sea trabajo, posesiones, ambiciones, etc, no estamos en lo que realmente importa, el aquí y el ahora y en nuestro interior. Además necesitas escuchar la sabiduría del cuerpo, hay estudios que demuestran que meses antes de declarase una enfermedad ya hay síntomas y señales que nos indican que vamos por mal camino.

Escucha a tu cuerpo.

 

Ya que existe el enfermo y no la enfermedad, tendremos que escuchar a nuestro cuerpo para detectar esas necesidades u olvidos de lo único que nos acompañará toda nuestra vida: nuestro cuerpo. 

También esta demostrado cientificamente que exponernos a situaciones de estrés durante mucho tiempo puede desencadenar en otras dolencias físicas tales como problemas coronarios, falta de atención, aumento de las infecciones, problemas de la piel y otros organos internos.

Tal vez buscas recetas milagrosas para reducir todo ese estrés, pero no existen, las respuestas no están en el exterior sino en el interior. 

La manera de lograrlo será tomando acciones constantes, trabajando en técnicas de profundización interior tales como las que te propone el estilo de vida Mindfulness o Atención Plena.

Prácticas formales como son la meditación diaria, tecnicas para aplicar a tu vida cotidiana y algunas tácticas o “píldoras” mindfulness para aplicar en los momentos mas difíciles. Estas serian las estrategias para mantener el estrés bajo control y mantenerte en un estado de serenidad desde el que observar los devenires de la vida sin dejar que ello te arrastre a una sensación de infelicidad y tensión.

Una vez que hayas incorporado estas prácticas a tu vida te sorprenderás de como cambia tu manera de percibir acontecimientos que antes te causaban tensión, ataques de furia y respuestas impulsivas que lo único que hacían era complicar tus días y hacerte infeliz. 

Si crees que fue útil este articulo compártelo en los botones de redes sociales  y deja algún comentario sobre como afecta el estrés a tu vida. También puedes suscribirte para recibir todas las publicaciones en el acto. 

Gracias. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

top