La aceptación

Practicar la aceptación.

Pero lo primero es entender qué es la aceptación.

El no aceptar el momento presente, las cosas que suceden o han sucedido crea dolor y sufrimiento.

Evidentemente hay que ponerse en el lugar de las personas que han sufrido pérdidas dolorosas, graves situaciones que no tienen en muchos casos vuelta atrás o posible reparación.

Ante cualquier situación dura de la vida hay que mostrar ese respeto hacia el dolor, no quiero que se mal entienda el tema de la aceptación.

Todos estamos expuestos y vamos a sufrir en la vida, unos mas que otros, pero todos en alguna medida tendremos dificultades, perdidas, dolor, enfermedad y sufrimiento en general.

Eso no se puede negar, pero si aceptar.

Aceptar no significa resignarse y aguantar. Si duele algo, si hay sentimientos y sufrimientos es normal expresarlo, llorar, buscar consuelo en otros, abrir el corazón…

No hemos de negar los sentimientos, por supuesto, negarlos también es despistarnos con otras cosas, buscar ese consuelo en la huida, eso no es aceptación.

La aceptación significa ser consciente en este momento presente (siempre lo es) de que no hay otra realidad mas que la que es y por eso mismo, como tal momento único y presente hemos de vivirlo de forma despierta, sin negar nuestro estado emocional, pero al mismo tiempo siendo capaz de soltarlo, sin aferrarnos a el.

Con una actitud abierta ante todo lo nuevo que aparece instante tras instante en el océano de nuestra consciencia.

En este presente, cada instante que se abre ante nosotros es nuevo, nada se repite, todo es impermanente y esos estados de dolor o sufrimiento también son pasajeros.

Este breve poema lo describe bien:

Siento que el barco mio
ha tropezado, allá en el fondo,
con algo grande.

¡Y nada sucede…Nada…Quietud…Olas

-¿Nada sucede, o es que ha sucedido todo,
y estamos ya, tranquilos, en lo nuevo?-

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ, “Mares”

Estar tranquilos en “lo nuevo”, eso es lo que constantemente aparece si estamos atentos, con lo que en Mindfulness denominamos “mente de principiante”, estar en lo nuevo, pero nuestra mente se empeña en clasificar y hacernos creer que ya esta visto todo, y eso nos resta esa percepción tan valiosa del momento presente.

Esta actitud te lleva a esa aceptación de la que te hablo.

En cambio la no aceptación te lleva al estrés, a la ansiedad, sufrimiento y dolor. No aceptar es negar el presente, rechazarlo y con ello rechazar la vida, ese regalo que nos ha sido dado.

Hablando de aceptación. Yo en este momento estoy escribiendo este nuevo articulo de una forma que no es la habitual. Por algún fallo técnico no lo hago en el modo visual sino en el modo de texto HTML, lo que me hace más difícil la redacción de él.

¿Y que hago? De momento no se que problema hay, no tengo muchos conocimientos técnicos de wordpress y lo único que puedo hacer AHORA es ACEPTAR y a pesar de las dificultades escribir como mejor pueda, poniendo mi corazón y mi mejor voluntad en ayudar a otros con este trabajo que realizo.

Se que no es un gran contratiempo, pero todos sabemos que a veces lo que nos agobia y causa estrés es la suma de pequeños inconvenientes, que tomados por si solos no representan mucho pero que si se nos acumulan en un breve espacio de tiempo nos pueden dar la sensación de que tenemos “un mal día”.

Entonces culpamos a la lluvia por el atasco del tráfico, al mecánico del taller que no nos reparó bien el coche, o al policía que nos ha multado por ir sin cinturón. Esas pequeñas cosas, juntas, si no las aceptamos y vemos hasta que punto no somos victimas de nada sino de una serie de circunstancias, algunas de las cuales son responsabilidad nuestras, nos hacen entrar en esa especie de bucle del victimismo y la negación en la que cada vez vemos las cosas peor.

Por eso la aceptación también pasa por ser responsables de nuestras acciones, que siempre van a tener consecuencias. El no asumir esas responsabilidades o compromisos de nuestras decisiones nos llevan a la queja y a la no aceptación de lo que de ellas se deriva.

Y volvemos otra vez a sentirnos victimas de lo que sucede. Esta es una visión totalmente dualista, de separación en la que vemos a las situaciones y personas como algo enfrentado a nosotros, algo contra lo que luchar. Una vez mas es nuestro ego el que crea esa sensación de separación y de mundo dual en lo que unas cosas me gustan y otras no, unas personas me gustan y otras no, y todo aquello que identifico como diferente, o que no me agrada lo veo como un enemigo contra el que luchar y al que hay que eliminar para yo poder ser feliz.

Es ese mundo dual, esperas que todo salga como tu quieres, que todo el mundo piense como tu, que la “razón” sea aquello que piensas de todo y todos y que no haya nada que contradiga tu forma de ver el mundo.

Evidentemente es un mundo irreal, basado en los caprichos de ese ego que desea un mundo hecho a medida de tus deseos y gustos.

Por eso te niegas a aceptar aquello que no te gusta, o a aquellas personas que no piensan como tu. Y por eso las ves como enemigos, pues o son tus amigos, o son tus enemigos, en tu mundo dual solo hay blanco o negro, bueno o malo, agradable o desagradable…y así nos va.

La aceptación es la visión no dual de las cosas de la vida y del Todo de una forma inclusiva, no exclusiva.

Suelta esos juicios sobre aquello que te trae el presente o tus pensamientos. Es la única forma de que dejes de sufrir, libérate y suelta ese miedo a aceptar aquello que tu ego te hace ver como diferente, injusto, desagradable o enemigo.

En la medida que introduzcas en tu vida la meditación y las demás técnicas de Mindfulness o Atención Plena en tu vida aprenderás a observar tu mente e identificar esa visión dualista que solo te produce dolor y rechazo de un presente perfecto y único.

  • Contacta conmigo para cualquier información sobre cursos, talleres o consulta personal.
  • También te invito a suscribirte para recibir el mini curso de cinco días de mindfulness y estar al día de nuevos eventos o publicaciones.

    Gracias!

    4 thoughts on “La aceptación

    1. LA ACEPTACION SIGNIFICA VER LAS COSAS COMO SON EN EL PRESENTE.SI TENEMOS UN DOLOR DE CABEZA,ACEPTAMOS QUE LO TENEMOS.SI TENEMOS ALGUNOS KILOS DE MAS.¿ PORQUE NO ACEPTARLOS COMO DESCRIPCION DE NUESTRO CUERPO EN ESTE MOMENTO?ANTES O DESPUES,TENDREMOS QUE ADAPTARNOS A LAS COSAS COMO SON Y ACEPTARLAS,BIEN CONSISTAN EN
      UN DIAGNOSTICO DE CANCER,BIEN EN LA MUERTE DE ALGUIEN.CON FRECUENCIA,SOLO SE ALCANZA LA ACEPTACION DESPUES DE HABER ATRAVEZADO PERIODOS DE NEGACION MUY EMOTIVOS Y A CONTINUACION,DE IRA..ESTAS ETAPAS CONSTITUYEN EL AVANCE NATURAL EN EL PROCESO DE ADAPTARNOS A LO QUE SEA Y FORMAN PARTE DEL PROCESO DE SANACION.DEL LIBRO JON KABAT-ZINN..VIVIR CON PLENITUD LAS CRISIS..COMO UTILIZAR LA SABIDURIA DEL CUERPO Y DE LA MENTE PARA AFRONTAR EL ESTRES EL DOLOR Y LA ENFERMEDAD.”UNA ESTUPENDA GUIA PARA AQUELLOS DE NOSOTROS QUE ELEGIMOS LA VIDA Y LA SANACION “..BERNIE SIEGEL AUTOR DE AMOR,MEDICINA MILAGROSA.MEDITANDO SIEMPRE CON ATENCION PLENA,MINDFULNESS PARA LOGRAR LA PAZ INTERIOR.MUCHAS GRACIAS LUIS MIGUEL COLADO POR TU ATENCION AFECTIVA HACIA MI PERSONA…JORGE CARLOS BELIERA

        1. HOLA LUIS MIGUEL COLADO…NO ES CASUALIDAD QUE LA MEDITACION TENGA ALGO QUE ENSEÑARNOS SOBRE LA FORMA DE ENFRENTARNOS AL DOLOR.DURANTE LOS 2500 AÑOS,LAS PERSONAS QUE HAN PRACTICADO LA MEDITACION HAN TENIDO MUCHAS EXPERIENCIAS EN RELACION CON EL DOLOR Y HAN DESARROLLADO METODOS PARA SOBREPONERSE A EL.LA PRACTICA INTENSIVA DE LA MEDITACION HA SIDO DESDE SIEMPRE UN TERRENO RESERVADO A LOS MONASTERIOS Y CENTROS DE RETIRO ORGANIZADOS DE FORMA EXPLICITA CON ESE FIN.MEDITAR MUCHAS HORAS SEGUIDAS PUEDE RESULTAR MUY DOLOROSO FISICA Y EMOCIONALMENTE,PERO PUEDE SER MUY EDIFICANTE Y LIBERADOR.LAS PERSONAS QUE ACUDEN A ESTOS RETIROS DE MEDITACION TIENEN QUE ENFRENTARSE AL DOLOR FISICO QUE LES SOBREVIENE TRAS PERMANECER MUCHO TIEMPO SENTADAS.PODRIAMOS DETENER EL DOLOR EN CUALQUIER MOMENTO CON SOLO LEVANTARNOS Y DAR UNOS PASOS..APRENDEMOS A CULTIVAR LA QUIETUD,LA CONCENTRACION Y LA ECUANIMIDAD.DEJA QUIETA A TU MENTE,NO PIENSES EN EL DOLOR,SEGUI ADELANTE,CAMINANDO POR LA VIDA,JUNTO A LOS AMIGOS DE MINDFULNESS,QUIETO EN SILENCIO Y VIVENCIANDO AL SEÑOR.SEÑOR TENGO MIS OJOS PUESTOS EN TI,SOLAMENTE EN TI.ESTOY QUIETO Y FELIZ ESCRIBIENDO ESTAS LINEAS..GRACIAS JON KABAT-ZIN Y LUIS MIGUEL COLADO MAESTROS DE JORGE CARLOS BELIERA..HASTA SIEMPRE

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *