search
top

Observar la vida

Cómo aprender a observar la vida.

 

En este sencillo ejercicio te invito a observar la vida.

 

Muchas veces se nos pasan detalles por alto, vamos en piloto automático y la vida pasa por delante sin apenas darnos cuenta.

 

La atención plena te da ese regalo. Ya que cada momento vivido es único e irrepetible ¿lo ideal será ser conscientes de ello, no?

 

Las técnicas de Mindfulness nos ayudan a desactivar y detectar esos pilotos automáticos en los que nos perdemos esos momentos. 

 

Nos ayudan a dejar pasar y aprender a observar esos pensamientos que una y otra vez vienen a nuestra mente y nos distraen del momento presente.

 

Tu mente te puede engañar, te puede hacer creer que “necesitas” estar pensando en eso que te preocupa, y que si no lo haces eres una persona irresponsable.

 

Que pensando en ello todo el tiempo encontrarás la solución a aquello que te inquieta, que es tu deber preocuparte, que no puedes dejarlo estar…

 

Desde la visión Mindfulness no se te sugiere que no busques resolver tus asuntos, ni que te muestres impasible ante todo, mas bien al contrario, te ayuda a despejar la mente de tanto ruido y poder dedicar el tiempo y el espacio necesario a la resolución de problemas. Pero siempre desde la consciencia y observando cual es el momento adecuado para hacerlo.

 

Con esta píldora Mindfulness aprenderás a observar y despejar ese ruido mental.

 

Tómate un tiempo esta semana para observar la naturaleza cambiante de todo lo que te rodea: las  flores que se marchitan, las frutas que cambian de color con el paso de los días, las hojas que caen.

 

 

Observa el cambio cotidiano en ti mismo y en las personas que te rodean y tus relaciones con ellas. Lleva esa conciencia a tus relaciones interpersonales, viendo a los demás como seres que no estarán ahí para siempre.

 

 

Pregúntate: “si esta fuera la última vez que me pudiera comunicarme con esta persona, ¿qué es lo que le diría? ¿Hay algo que esté posponiendo con ella, desde la convicción de que siempre tendré tiempo de hacerlo porque siempre va a estar ahí?”

 

Del mismo modo, puedes preguntarte, al iniciar el día: si este fuera mi último día de vida, ¿cómo lo viviría? ¿Qué actitudes querría cultivar? Puede que el día de hoy sea ligeramente diferente si te lo planteas así.

 

Ponla en práctica y poco a poco irás integrando en tu vida una forma diferente de percibir tu mundo, tu vida. En este momento presente y único. Disponte a observar la vida.

 

Adelante!

 

Deja un comentario

top