cumpleaños

¿Cómo te sientes al cumplir años?

¿Cómo te sientes al cumplir años?

 

Lo habitual es que nos sintamos bien el día de nuestro cumpleaños, pero no siempre es así.

 

En el día de publicarse esta entrada el que aquí escribe estará cumpliendo años. Nací un 22 de abril de hace ya unos años.

 

Como te decía, el hecho de cumplir años es motivo de celebración. Aunque depende de la circunstancia personal puede que en lugar de ser motivo de alegría lo sea de tristeza. En esos momentos las emociones se “remueven” y para algunos puede ser un trago amargo. Si has sufrido pérdidas recientes de seres queridos, si sufres una enfermedad o atraviesas dificultades puede que tu cumpleaños no sea tan dichoso para ti.

 

Como siempre nuestra mente pensante, esa que busca sufrir por algo puede convertir una celebración como esa en motivo de tristeza…pero realmente, es sólo una fecha de un calendario creado por otros seres pensantes. Si hay un dolor, un apego a una pérdida lo vas a sentir igual, no por el hecho de que un calendario marque el aniversario de un ser vivo, uno más de todos los que nacen y mueren en este mundo que conocemos.

 

Yo celebro mi cumpleaños, si. Pero también te digo que para mi lo importante es celebrar no ya cada cumpleaños, sino cada día, cada instante.

 

La vida sucede a cada momento y apenas nos enteramos muchas veces de ello. Vamos en piloto automático, sumidos en los pensamientos de una mente que no hace más que recordar el pasado o angustiarse por lo que venga en el futuro. O tal vez no se angustie por el futuro, pero lo que guíe ese pensamiento sea la esperanza de tener un futuro mejor que el presente.

 

Entonces es difícil  así celebrar cada instante. Mi opinión es que algunas personas se centran en celebrar con gran euforia su cumpleaños para sentirse vivos un año más, alegrarse por ello y desear seguir haciéndolo mucho tiempo así.

Una vez más, no vives el presente. Yo también deseo cumplir más, como no, pero como eso es algo que forma parte de un futuro que no existe me limito a celebrar este nuevo cumpleaños, y después cada día, cada hora, cada segundo, cada instante. Se trata de eso, de fluir con el eterno presente.

 

Nuestra mente nos lleva de pasado a futuro y no nos deja apenas estár en el presente de una forma totalmente consciente. Por eso yo te invito como no podía ser de otra forma a volver a tu presente, a este momento en el que vives, el único en el que sucede todo.

 

¡Celebra cada día! 

¿No te parece mejor, para que esperar un año a celebrar un solo día? Celebrando la vida que sucede a cada instante es como vas a sentir la plenitud de Ser. No te limitas a transitar por la vida de forma automática, sin emoción, sumido en una rutina que crea tu mente. No hay rutina en un constante suceder del presente. Nada es igual, todo cambia, todo se mueve, esa es una ley Universal y no tiene discusión.

 

Es nuestra mente la que nos engaña y nos hace creer que “hoy es otro día más” con la misma rutina de siempre…falso!

 

Nada se repite de nuevo, nada sucede dos veces, date cuenta de ello y observa todo como un niño ante cada cosa nueva que descubre. 

 

Conecta con tu respiración, siente tu cuerpo, valora lo que tienes en este instante pues es todo lo que tienes y por ello es perfecto, no existen peros. Puedes planificar, buscar mejorar tu situación de vida, pero tu vida no es tu “situación de vida”, tu vida es ahora y es única, por eso es una lastima desaprovecharla y dejar pasar cada instante que no va a volver.

 

Fluye sobre esa tabla que se desliza en el río del eterno presente, abre los ojos y todos los sentidos y ¡VIVE! un año más, un día más…un instante más...¡FELIZ CUMPLE VIDA!

 

Deja tus comentarios, serán bien recibidos.

 

Gracias!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *